Repartir una vida…

¡¡Cómo duele tener que repartir una vida!!… estas últimas semanas han sido difíciles… hace una rato lo he visto por primera vez por escrito y no lo he podido evitar, me he echado a llorar, y aún continúo haciéndolo mientras escribo estas líneas… Lo cierto es que con cada lágrima que emana de mi me doy cuenta de que en realidad no soy tan fuerte como pretendo ser, que pese a todo lo que he ido pasando estos últimos años, debajo de esa falsa coraza de sempiterno optimismo se esconde una niña asustada y confusa que no comprende aún qué es lo que ha pasado en su vida los últimos años… una niña que en su renacer ha aprendido a vivir sus sueños, a atrapar sensaciones, a saborear la vida… Pero la niña está herida en lo más profundo de su ser y aunque es muy feliz de poder VIVIR plenamente, siempre ha tenido un ahelo en lo más hondo de su esencia, ese que esconde eternamente bajo su coraza de “chica dura” y que tropezó una vez intentando alcanzarlo…

…and now I’m in love with words… en fin, un caso perdido…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: